CONFIANZA por la CALIDAD

No todos los corsés tipo  "Rigo-Chêneau" son iguales. De hecho, demasiados se diseñan y fabrican de forma prácticamente "estándar", sin definir correctamente las curvas que el corsé debe tener para realizar su función adecuadamente. Como resultado, al cabo de unos meses no se produce ninguna mejora apreciable en el usuario y, peor aún, se pierde un tiempo precioso de crecimiento del adolescente

El diseño de un corsé requiere de un profundo conocimiento de los fundamentos teóricos en que se basa,  así como de la experiencia acumulada por el doctor, el fisoterapeuta y el técnico ortoprotésico. Cada corsé debe ser concebido y elaborado individualmente, así como sometido a un seguimiento periódico que permita adaptarlo a los cambios físicos de su usuario.

En Grau Soler ponemos la calidad de nuestros corsés por encima de cualquier otra consideración. Cada usuario tiene un Técnico asignado, quien lo acompañará durante todo el tratamiento. El será quien tome medidas, diseñe, pruebe y revise periódicamente el corsé, en colaboración con el equipo médico y rehabilitador. Será también el punto de contacto principal de la familia.

Nuestros técnicos cuentan con más de 25 años de experiencia en la elaboración de corsés. En colaboración con médicos y fisioterapeutas de reconocido prestigio, y ayudados por las herramientas más modernas existentes son la garantía para los padres de que el corsé que realizaremos para su hija o hijo será de la máxima calidad.

 

Siguiente

Anterior